Dutasteride y Finasteride a examen
Dutasteride y Finasteride a examen

Aclaramos dudas y rompemos mitos sobre ambos medicamentos: Dutasteride y Finasteride. ¿Los conoces? ¿Has probado ya su eficacia?

El Finasteride y Dutasteride, son medicaciones que se utilizan para distintos tipos de alopecia, si bien son más conocidos para el uso de la alopecia androgenetica (AA) tanto femenina como masculina. Son fármacos muy seguros, con una gran eficacia para el tratamiento de la AA, con un perfil de seguridad muy alto y con un riesgo muy bajo. Desafortunadamente, son a veces más conocidos por los raros efectos secundarios, que por su gran eficacia y alta seguridad. Por buscarle un símil, es como lo que ha ocurrido con la vacuna frente al COVID, que se ha hablado más de los rarísimos efectos secundarios que de todos los beneficios y alto índice de seguridad que ofrece.

¿Cómo actúa?

Tanto el Finasteride como el Dutasteride son medicamentos conocidos como antiandrógenos, cuyo mecanismo de acción es bloquear un receptor (5 alfa-reductasa) que se encuentra en el folículo piloso y en la próstata de manera selectiva. El Dutasteride inhibe de forma más potente y más duradera, por ello es más potente.

Rompiendo mitos sobre el Finasteride y el Dutasteride

  • ¿Solo lo pueden tomar los hombres? Más de una paciente tras acudir a la consulta de dermatología capilar y recetarle Finasteride o Dutasteride, nos llama angustiada al cabo de un rato diciendo que los doctores se han equivocado porque el medicamento dice que es para hombres y para la próstata. Y la respuesta siempre es la misma:

    – ¡No nos hemos equivocado!
    Es una medicación que sí la pueden tomar las mujeres con alopecia androgenética y siempre bajo prescripción médica. Hay múltiples estudios que avalan su seguridad y efectividad en la alopecia femenina.
  • ¿Qué tienen que tener en cuenta las mujeres que los toman? La mujeres en edad fértil debe tener en cuenta que al ser medicamentos antiandrógenos, no deben quedarse embarazadas mientras están tomando esta medicación, ya que podría afectar al desarrollo del feto en caso de que fuera un varón, al no desarrollar correctamente los órganos sexuales masculinos. A su vez, una vez dejado el tratamiento con Finasteride, la mujer debe esperar 1 mes a quedarse embarazada y 6 meses en el caso del Dutasteride, ya que tiene una vida media más larga y está más tiempo en nuestro organismo.
  • Al ser un antiandrógeno, ¿aumenta el riesgo de cáncer de próstata en los hombres o cáncer de mama en las mujeres?
    En el caso del hombre, no sólo no aumenta el riesgo de cáncer de próstata, sino que incluso puede prevenirlo. Y en el caso de la mujer, no aumenta el riesgo de ningún tipo de cáncer según múltiples estudios científicos.
  • ¿Si empiezo con este tratamiento ya es para toda la vida? Para nosotros esta respuesta es NO. Por supuesto, el/la paciente que empiece con un tratamiento antiandrógeno deberá estar al principio al menos 1-2 años, para intentar recuperar todo el pelo posible. Una vez superado este tiempo, nosotros recomendamos bajar la dosis, y muchas veces con dosis bajas o haciendo descansos y manteniendo con tratamientos tópicos o mesoterapias, es suficiente. Por supuesto depende de cada caso, y por eso es tan importante el seguimiento de un especialista dermatólogo, para valorar cada caso.
  • ¿Son medicamentos muy caros? ¿Están financiados? Para el alto grado de eficacia que tienen y la alta seguridad, son medicamentos relativamente económicos. Los precios oscilan aproximadamente los 20-30 euros el tratamiento mensual. 

Conclusión:

Tanto el Finasteride como el Dutasteride son medicaciones muy recomendadas para el tratamiento de la alopecia androgenética, tanto en hombres como en mujeres, si bien para una mayor seguridad y eficacia, es fundamental un correcto seguimiento dermatológico, para asegurar la dosis en cada caso y tratamientos complementarios.

MEYER & ALCAIDE

Todo paciente que cumpla con los requisitos necesarios que establece un implante capilar, tras el análisis de nuestro equipo experto en dermatología capilar, podrá someterse a él. Generalmente, aquellas personas que no pueden someterse, coinciden con que no tienen una zona donante con la suficiente densidad para obtener un resultado efectivo.

¿Dudas y consultas? Estaremos encantados de resolverlas en comentarios o a través de nuestras redes sociales.