Es posible un trasplante capilar en verano

Doctor, ¿es posible realizar una operación de trasplante capilar durante el verano?

La respuesta corta es sí, por supuesto. De hecho, es el momento idóneo para muchos de nuestros pacientes por ser el verano el momento del año en el que pueden tener vacaciones y dedicar el tiempo necesario a cuidarse tras la cirugía. 

Pese a que la época estival no es la más adecuada para realizar operaciones no importantes por los inconvenientes e incomodidades del calor y los hábitos veraniegos, la cirugía capilar es completamente apta para ser realizada durante los meses más calurosos del año. 

Cómo no, han de tenerse en cuenta algunos puntos que a continuación relatamos.

Es posible un trasplante capilar en verano

Protección contra el sol 

Tener la precaución de no quemarse el cuero cabelludo tras una operación de trasplante capilar es fundamental durante todo el año pero en verano los riesgos se multiplican. 
Una quemadura después de un trasplante, puede generar cicatrices irreversibles que impidan volver a operar y por supuesto, la pérdida de los folículos que se hayan trasplantado. 

La recomendación es no exponerse al sol durante las dos semanas posteriores a la cirugía y hacerlo siempre con protección de gorras o sombreros durante los próximos tres-seis meses, siempre que queramos estar bajo los rayos del sol de una forma continuada y en horas de máxima exposición. 

Queda totalmente descartado el uso de sombreros y gorras durante las dos primeras semanas tras la cirugía.

Cuidado con la deshidratación 

El calor hace que en verano el proceso de deshidratación sea mayor. Para que los folículos que trasplantamos tengan una correcta evolución, es fundamental que no sufran de esa deshidratación. La solución es tan sencilla como realizar pulverizaciones con agua termal en el cuero cabelludo cada hora o dos horas, para mantenerlo hidratado y en óptimas condiciones. 

Si dejamos que el cuero cabelludo se deshidrate y aparezca la sudación, picores y demás; podremos provocar que los folículos trasplantados mueran y se caigan.

¿Puedo bañarme en el mar o la piscina tras un trasplante capilar? 

El motivo por el que no recomendamos el baño ni en el mar ni en la piscina durante las cuatro semanas posteriores a una cirugía, no es que el pelo trasplantado vaya a quedarse flotando, si no para evitar cualquier tipo de infección o problema en la cicatrización de los folículos. 

Tras las cuatro semanas de postoperatorio, podrás sumergirte en agua cuidando siempre la exposición solar de tu cuero cabelludo recién operado. 

Trasplante capilar en verano. Resumen: 

El verano es un momento como cualquier otro para enfrentarse a un trasplante de pelo.

Protegerse del sol es importante y fundamental también durante el resto del año y más en ciudades como Málaga. 

– Como en cualquier otro momento, dejaremos pasar al menos 4 semanas tras la cirugía para retomar actividades deportivas, baños…

– Mantendremos una óptima hidratación y cuidado de nuestro cuero cabelludo para evitar problemas con la cicatrización y conseguir un buen pronóstico del pelo implantado. 

¿Surgen más dudas? Estaremos encantados de solucionarlas en comentarios o a través de nuestras redes sociales. 

Implante capilar en Málaga con Meyer&Alcaide.